Reportaje familiar | El mar que espera

Arantxa y Jaime quisieron un recuerdo cuando Julieta estaba de camino. Julieta llegó y ahora le toca a Vera. Han pasado unos años y como las olas que van y vuelven, así llegaron a mí de nuevo para que fotografiase la espera de Vera.

Allí estábamos Jaime, Arantxa, Julieta, Vera y yo. Y como testigo... el mar, que también espera. 

Gracias Aran y Jaime por hacerme partícipe de estos momentos tan importantes de vuestras vidas.