La fotografía como agitador de conciencias

Muchas veces me he preguntado qué tipo de fotografía es la que hago y por qué. ¿Es fotografía artística, fotoperiodismo, de moda, callejera, social...?  

Éste es Pedro y vivió durante casi 3 años en un barco abandonado por su armador en un muelle de Las Palmas de Gran Canaria. Sin luz, sin agua para ducharse, sin apenas comida, lejos de su tierra y de su familia. Representa a muchos otros que, como él, sufrieron al luchar por su dignidad.  

Esta foto forma parte de un proyecto en el que llevo años trabajando. 

Por eso fotografío, no solo para expresarme emocionalmente o para mostrar una bella estampa. Entre otras cosas, es para darle voz a aquellos que necesitan ser escuchados. Creo de verdad en el poder de la imagen para agitar conciencias.

En este proceso, intento ser honesta conmigo misma. Al final fotografío para descubrirme y entender mejor el mundo que me rodea y soy consciente de que es un viaje largo de aprendizaje que durará toda la vida.